Remedios para la vaginosis bacteriana

Casi todas las mujeres en edad fértil han tenido al menos un episodio de vaginosis bacteriana en su vida y se debe fundamentalmente a un cambio en el ph de la vagina que puede deberse a varias causas como alteraciones en el sistema inmunológico, uso de geles o desodorantes vaginales o carencias nutricionales, Descartándose como enfermedad de transmisión sexual, puesto que aunque se ha demostrado que las mujeres con mayor número de parejas sexuales son más propensas a padecer vaginosis bacteriana, lo cierto es que no existe una relación directa entre el sexo y el contagio porque también se han diagnosticado vaginosis bacteriana en mujeres que no se habían iniciado sexualmente.

Tratamientos para la vaginosis bacteriana.

Los tratamientos habituales para controlar la vaginosis bacteriana consisten fundamentalmente en la administración de antibióticos vía oral o vaginal, con los que lograr de nuevo el equilibrio entre las diferentes bacterias saludables de la vagina. Pero muchas veces las bacterias se hacen resistentes a ellos y los brotes de infección se vuelven recurrentes interfiriendo en la vida normal de la mujer o incluso la infección queda latente y se desplaza a los tejidos colindantes a la vagina. Con lo que se puede originar lo que se conocer como enfermedad inflamatoria pélvica que puede dar origen a diversas complicaciones relacionadas con la fertilidad.

Como prevenir la vaginosis bacteriana.

Puede ser muy complicado prevenir su aparición, pero lo que si se puede hacer, es reducir el riesgo de padecer esta infección, para ello sería necesario seguir los siguientes consejos:

  • Elimina las duchas vaginales. No son recomendables porque suelen ser las causantes principales del desequilibrio del ph y las bacterias de la vagina.
  • Productos de higiene. No utilizar desodorantes ni cualquier otro producto de higiene con contenidos químicos.
  • Ropa muy ajustada. El uso de pantalones muy ajustados pueden evitar la buena traspiración de los genitales y mucho más si se utiliza ropa interior sintética, lo que aumenta la secreción y el riesgo.
  • Utilizar condones. La utilización de condones en las relaciones sexuales, además de vitar posibles embarazos no deseados, también ayudan a evitar la propagación de de la vaginosis.
  • Parejas estables. El tener un único compañero sexual también puede prevenir el contagio de vaginosis bacteriana.
  • Consulta a tu medico. En caso de sospechas de padecer esta infección, lo recomendable es acudir al medico e informarle de esa posibilidad, suele ser la mejor opción.

Remedios contra la vaginosis

Los remedios alternativos para combatir la vaginosis bacteriana, pasan por el uso de combinados de hierbas y aplicaciones tópicas que tienen como objetivo reforzar el sistema inmunitario y restaurar el ph alterado de la vagina. Los remedios más comunes son los siguientes:

  • Vinagre los enjuagues de vinagre diluido en agua son un excelente remedio que siempre dará buenos resultados combinándolo con un tratamiento oral para disminuir las molestias causadas por la infección.
  • El yogurt es otro recurso de aplicación vía tópica que se utiliza para restaurar la flora de la vagina.
  • La equinácea es una de las plantas que tienen la cualidad de activar el sistema inmunitario, suele tomarse en cápsulas y deberá administrarse durante dos meses usando la dosificación indicada por el fabricante.
  • El sello de oro suele tomarse en combinación con la equinácea para potenciar los resultados de ésta.

Nuestra recomendación.

La primera recomendación es mantener la higiene intima femenina controlada, siguiendo las recomendaciones anteriores. También recomendamos nuevamente el acudir a su médico en caso de tener síntomas, como ya indicamos anteriormente, Nuestra última recomendación seria la utilización del aceite de pompeia, un gran aliado de las mujeres y de la higiene intima femenina, podéis leer mas sobre ello en ese enlace, para poder disfrutar de una correcta higiene femenina y tratar de evitar la vaginosis bacteriana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *